Propuesta de valor SimYSal

1. Contexto de la propuesta

Desde nuestro punto de vista y tras haber realizado numerosas observaciones de todo tipo a personas que están interesadas en la moda, el deporte, la cocina… llegamos a la conclusión de que deberíamos crear un proyecto en el que se interactuara directamente con el usuario y de ahí llegamos a la idea de una simulación en red.

El proyecto trataría de que un usuario pueda subir dos fotos (una de cara y otra de cuerpo entero) para que pueda ir probando ropa, peinados, maquillajes… dependiendo de la ocasión, previa selección del sexo y la edad.

Es decir, es un probador virtual en el que podrán escoger si prefieren un outfit elegante o deportivo y cuando lo tuviesen elegido, podrían acceder a un mapa para que dependiendo de la ropa y el momento elegido, se mostrase la ubicación de diferentes locales, bares, restaurantes, polideportivos, parques para hacer deporte…

Nuestra competencia se integra por las diferentes páginas de tendencias en todas las vertientes (moda, cocina…). El resultado es el proyecto que hemos querido crear para que las personas que utilicen nuestro “probador” puedan ver cómo serían sus cambios y ver a qué lugares de moda podrían ir.

El trabajo ha surgido por la falta de información que tiene el público hacia las nuevas tendencias, a pesar de las revistas y páginas webs, y también por el miedo que puede provocar realizar cambios como puede ser un cambio de look radical en nuestro físico, ya que la apariencia física es una fachada muy importante en la actualidad; de esta forma una vez visto el cambio en nuestro simulador virtual, se atreverían a hacérselo o no, dependiendo del resultado obtenido. De acuerdo con esto, pensamos que llamaría la atención tener ideas de los locales de  moda para hacer las diferentes actividades.

2. Necesidad detectada

Nuestro proyecto ha sido creado con la intención de cubrir determinadas necesidades sociales y dar respuesta a preguntas cotidianas como por ejemplo: “qué ponerme”, “cómo maquillarme”, o “a dónde ir”. Incluye secciones tanto de hombre como de mujer, adaptados a todos los gustos y edades. El problema surge de la escasa información que recibimos, respecto a nuestra propuesta, sobre lugares a los que podemos ir ya que muchos de los existentes los desconocemos y las diferentes opciones de maquillarnos o vestirnos para cada ocasión. La necesidad de un asesoramiento especializado en los ámbitos anteriormente mencionados ha sido el punto de partido de este proyecto, puesto que actualmente no existe ninguna opción capaz de ofrecer esta diversidad de servicios y posibilidades relacionadas con el deporte, el aspecto personal y la forma en la que invertir nuestro tiempo, y mucho menos de una forma compacta. Una necesidad que la sociedad actual demanda con más frecuencia cada día.

3. Descripción del proyecto

El proyecto consiste en una página web que sirve de simulador virtual. En él, el usuario una vez registrado en la página, podrá subir una foto de cara y otra de cuerpo entero para ver cómo le quedaría un maquillaje, un peinado o un outfit.

El usuario deberá elegir si quiere un look elegante o uno de sport. Una vez elegido el look, se pasará a la cara donde se probarán diferentes tipos de maquillajes en caso de que se haya elegido la opción de look elegante. Posteriormente, se pasará al peinado y así sucesivamente hasta elegir el outfit completo del usuario.

Cuando todo esté elegido, se pasará a decidir a qué lugar pretende ir el internauta con el look predeterminado. A través de Google Maps se ofrecerán diferentes locales para comer, para salir de fiesta, para tomar una copa después del trabajo… en caso de haber elegido un look elegante y, por el contrario, en caso de haber elegido un look de sport, Google Maps ofrecerá polideportivos, parques para hacer deporte…

Para la página web hemos elegido el nombre se SimySal (Simúlate y Sal). Haciendo alusión al contenido de nuestro proyecto.

Su estructura es sencilla, la App comienza subiendo dos fotos, como hemos explicado anteriormente, para poder ir simulando el outfit completo. Una vez obtenido, se pasará a un mapa, donde dependiendo del look elegido, habrá diferentes lugares de moda para lucir el outfit obtenido.

4. Perfiles de la audiencia objetiva

Este nuevo proyecto de aplicación, SimYSal, está dirigido a jóvenes, tanto hombres como mujeres, que sean mayores de edad y que no superen (o no demasiado) los treinta años. En lo que se refiere al público objetivo o target femenino, éstas son mujeres a las que les apasiona la moda así como el maquillaje y los distintos estilos de peinados. Por otra parte, en cuanto a la audiencia objetiva masculina, estos son hombres que quieren divertirse un rato probando peinados extravagantes para ver qué tal les quedaría en la realidad. En general, este proyecto de aplicación está dirigido hacia aquellos que les encanta salir por ahí, conocer gente y lugares nuevos y divertirse.

5. Aspectos más innovadores del proyecto

Aunar en un solo sitio las principales tendencias en cuanto a moda, gastronomía y deporte puede servir para conseguir que los usuarios tomen la página (y la aplicación) como referencia o como punto de partida antes de visitar páginas y portales más especializados y centrados en una sola de las facetas.

La aplicación que tenemos pensada, tanto para la página web como para la aplicación en teléfonos móviles y similares, introduce una manera divertida e inmersiva, usando las propias fotografías del usuario, de descubrir lo último en los tres ámbitos en los que nos centramos. También de compartir los resultados con más gente y de alguna manera dar de qué hablar.

Uniendo las dos vertientes, la aplicación y el blog, se consigue una simbiosis directa y de fácil entendimiento, refiriendo los artículos que analicen un nuevo producto (vestuario en sentido amplio, ropa deportiva…) con el probador de la app, y pudiendo conseguir así el usuario, con sólo un par de clicks o siguiendo un par de links, ver cómo le quedaría la prenda en cuestión.

Con el mapa de la aplicación, donde saldrían destacados los sitios que hemos analizado o considerado en la página (restaurantes, tiendas de moda, de deporte…), el futuro usuario puede hacerse una idea de la distribución de establecimientos donde encontrar los productos con tan sólo echar un rápido vistazo.

6. Principales riesgos y debilidades

La principal debilidad que vemos en el proyecto se deriva de la que consideramos una de sus virtudes: que aúna tres campos distintos que pueden para el usuario tener o no nada que ver. Partimos de la base de que tenemos y nos dirigimos a un público joven actual, un perfil que tenga interés por las tres cosas: moda, gastronomía y deporte. Es posible que haya usuarios solamente interesados en una o dos de esas parcelas y no le interese el resto, siendo difícil que se fidelice a nuestra página y aplicación.

También creemos que es muy proclive a ser cambiante. Esto no es que sea una debilidad en sí, sino que requeriría un mayor seguimiento a través del feedback (que tendría que producirse, quizá otro riesgo). Es decir, puede que cuando el público aumente se interese más en los análisis y las noticias actuales sobre los tres ámbitos o puede que lo que gane en importancia y sea lo que más guste sea la aplicación y sus posibilidades.

Por último, la barrera de entrada, aquella que el usuario debe superar para saber de nuestro sitio y de nuestra aplicación. Si no es de forma directa, sería muy difícil describir o hacer atractivo el proyecto sin que se viera o se familiarizara el usuario un mínimo con él. Si nos refiriésemos a él como un portal o un blog donde se analizan las últimas tendencias en moda, gastronomía o deporte, tal vez no llame la atención de nadie si no viera y probara antes la aplicación.

Las posibles soluciones pasan por un mismo punto: seguimiento de los usuarios, de lo que les gusta más y menos, de cómo utilizan todas las herramientas que hay a su disposición y de cuáles utilizan mejor o con más frecuencia.

7. Frase de síntesis

Con esta App el usuario no perderá el tiempo y podrá elegir en un solo click la vestimenta y el lugar apropiado para su plan.

Malla receptora de información

Tras decidir el nombre de nuestra aplicación prototipo, SimYsal, realizamos el boceto de lo que sería su interfaz aproximada, dividida en los pasos necesarios para subir las dos fotos, de cara y de cuerpo entero, el probador de peinado, maquillaje y vestuario y finalmente la petición de ubicación en Google Maps para marcar los sitios cercanos donde poder salir, ya sea para esparcimiento y restauración o a practicar deporte.

Nos quedaban una serie de puntos por implementar, pero confiamos en que serían los básicos para que los posibles usuarios entendieran la naturaleza de la aplicación y pudieran aportar sugerencias y destacar lo que les gustaba y no gustaba de ella.

Buscamos para el testeo a diez personas jóvenes que a priori coincidieran con el perfil que conseguimos extraer de las entrevistas y durante todos los pasos anteriores del proyecto. Diez jóvenes, mitad hombres y mitad mujeres, que no superaran, o no en mucho, la treintena de edad.

En términos generales, a la mayoría (ocho de diez) les gustó lo que podría llegar a ser la aplicación y la consideró útil, diciendo que les gustaría utilizarla en el futuro si se llegara a hacer, sobre todo por verse atraídos por el “probador” y las posibilidades que podría traer, aunque luego no se decidieran a salir. Las dos personas que dijeron que no la utilizarían argumentaron que sería por razones de privacidad (una de ellas no quería subir fotos de ninguna clase a ninguna aplicación de la que no supiera nada) o de utilidad (ya sabían lo suficiente acerca de sitios donde salir o hacer deporte, o al menos no querían conocer más).

Los hombres, a pesar de mostrar todos interés por la aplicación, no supieron qué decir a la hora de criticarla. Algunos de ellos la veían más enfocada a mujeres, por la parte de los peinados y del maquillaje. De esto se puede concluir fácilmente que los hombres no usarían demasiado la función de probarse peinados, o al menos no muy en serio. Dos de ellos sugirieron que se pudiera elegir entre una gama de todos los colores, al menos para divertirse viéndose con peinados extravagantes y colores extraños. Les dijimos que la base de peinados se iría actualizando según últimas tendencias o peinados vistos a los famosos, en las revistas… y les interesó, pero hicieron hincapié de nuevo en los colores y peinados fijos (afro, extremadamente largo y cosas del estilo).

Uno de los chicos ya estaba pensando en la posibilidad de mentir a la hora de selección de género, anterior a todos los pasos de la aplicación, y verse con faldas o vestidos. Nos hizo caer en esa posibilidad, que no habíamos planteado. Y si en caso de incluirla (de no incluir nada para asegurar que el género estaba bien, más bien) redundaría en beneficio de la aplicación, de su finalidad, o no. A fin de cuentas, quienes deciden son los usuarios, así que no le dimos más vueltas. Mejor darles oportunidades de explorar diferentes usos que quitárselas de entrada.

A todos les gustó que después la aplicación te marcara o bien sitios donde salir o restaurantes o destinos en pareja que tuvieran cerca (sólo uno de ellos dijo interesarse más en conocer dónde había espacios naturales o rutas de running o bici cerca). A raíz de un comentario de uno de ellos, decidimos que tendríamos que considerar la opción de que la aplicación pasase directamente a este paso sin el vestuario si así se quería, pues tampoco habíamos caído de entrada en esa posibilidad.

Las mujeres sí dieron rienda suelta a lo que cambiarían de la aplicación. En primer lugar, expresaron dudas sobre las fotos que debían subir, sobre todo las de silueta o cuerpo entero. Respondimos que con ropa ceñida o que delineara mejor su contorno la aplicación podría ser más exacta a la hora de ajustar el vestuario virtual a su cuerpo, pero algunas de ellas ya mostraron reticencias. Dudaban de aspectos técnicos muy específicos, que nosotros no habíamos considerado por no disponer de la tecnología para crear la aplicación (si funcionaría bien con tallas muy grandes, si no deformaría los vestidos…).

Dejado hablado que se trataba de un prototipo, de una idea, siguieron con sugerencias y críticas. Nos preguntaron cómo se elegía el armario virtual disponible y contestamos que a raíz de las prendas y maquillajes que fuéramos comentando en nuestra página principal, núcleo sobre el que se apoya la aplicación. Muchas de ellas nos dijeron que el criterio de novedad en nuestra página podría no ser suficiente. Querían saber qué marcas y tiendas tenían esas prendas a la misma hora de probarlas en la aplicación. Y también su precio. Nos pareció una buena idea, de la que sacamos otra: que desde la página, donde analizáramos o presentáramos un nuevo maquillaje o una nueva prenda, te linkeara directamente a la aplicación, incluso a un perfil que hayas podido guardar con anterioridad en tu ordenador o tu dispositivo móvil, para no tener que repetir el proceso cada vez.

En materia de maquillaje, hablar con ellas y mostrarles el prototipo también nos sirvió para dejarnos claro que teníamos que recalcar a la hora de subir la foto de cara que ésta fuera sin maquillar, de ninguna manera posible. Así la aplicación podría trabajar mejor y obtener un resultado más claro.

Cuando hablamos sobre la indicación de destinos y rutas, nos preguntaron si era Google el que decidía y nosotros a partir de ahí ya no teníamos nada que ver. Lo pensamos bastante y llegamos a la conclusión de que habría que pensar alguna manera de que destacaran en el mapeado aquellos lugares (restaurantes, discotecas, bares, tiendas de ropa, de deporte, de estética, parques y sitios naturales…) que nosotros ya hubiéramos analizado o reseñado, que es la función informativa nuclear de la página y del proyecto. Pero no sabemos si eso implicaría tener que llegar a algún acuerdo con Google o si podríamos utilizar su mapeado, al menos de una zona en concreto y pequeña de Madrid, para incluirla independientemente en nuestra aplicación y así ofrecerlo todo de manera más conectada y clara.

Nos dijeron también que le faltaba un espacio donde dejar comentarios y votarlos, no un foro ni un chat, algo que directamente se viera al seleccionar un posible destino. Que se votaran los mejores comentarios y aparecieran directamente los tres primeros en cuanto Google Maps te indicara un sitio para salir. Era posible y era útil, podíamos incluirlo.

En definitiva, nos hemos ido de las pruebas con buen sabor de boca, sabiendo que a casi todos les gustaría una aplicación así (cuando expusimos “la otra parte” del asunto, la información que tendríamos en la web, sólo la mitad se interesó) y con cosas que podríamos cambiar fácilmente y otras que tendríamos que ver si se pueden o aprender a cambiarlas.

  • Hay que añadir la opción de ir directamente a la recomendación de destinos, sin pasar por el probador virtual.
  • En el probador, poner alguna opción extravagante y mantenerla, aunque sólo sea por diversión de posibles futuros usuarios. No limitar la aplicación y que reconozca si efectivamente las fotos corresponden a una cara y un cuerpo masculino o femenino.
  • Dividir las prendas por marcas, tiendas y precios, no sólo por novedad en nuestra página. Posiblemente introducir un motor de búsqueda que te las ordene como tú quieras.
  • Mejorar los vínculos entre la página web de información y la aplicación, con links directos de una a otra y creación de un perfil con fotos que se guarden ya para siempre en el usuario.
  • Añadir indicaciones a la aplicación (la foto de cara sin maquillar, el cuerpo lo más delineado posible, el tipo de encuadre…).
  • Investigar la posibilidad de poder desvincularnos de Google Maps creando nuestros propios mapas, con los destinos o establecimientos que reseñemos. O de incluir dichas reseñas o links en el propio Google Maps.
  • Incluir sistema de comentarios más votados.

Después de los puntos expresados anteriormente pudimos replantear el boceto con las necesidades de la gente real:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SimYsaL

La App SimysaL (Simúlate y Sal) muestra claramente las ganas de interactuar con el usuario. Hemos optado por la propuesta de que el usuario (que aún no hemos cerrado la idea de si debería estar registrado o no, aunque va a ser un sí) pueda subir dos fotos (una de la cara en primer plano y otra de cuerpo entero) para que se pueda probar ropa o maquillaje dependiendo de la ocasión, previa selección del sexo y de la edad.

En el probador virtual podrán escoger si prefieren un outfit elegante o deportivo y cuando lo tuviesen seleccionado podrían acceder a un mapa (que probablemente estaría enlazado a Google Maps) para que, en función de la ropa y el momento seleccionados, muestre la ubicación de los bares/restaurantes o de los parques más cercanos.

El Google Maps mostraría opciones desde discotecas, bares, restaurantes, salas de concierto, teatros; hasta parques para hacer deporte, polideportivos, rutas de running, etc.

El target sería el mismo con el que venimos trabajando desde hace varios meses: hombres y mujeres (aunque es cierto que tendrá más repercusión en ellas) de 18 a 35 años, que es una edad en la que tiene lugar gran confluencia con las nuevas tecnologías y podrían interactuar con la App.

A continuación mostramos los bocetos elaborados con base en la idea expuesta anteriormente:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tormenta de ideas

  • Una app que ofrezca a los usuarios recetas de cocina según la situación en la que se encuentren, planes por diferentes ciudades, sitios a los que ir o lugares que visitar. También, y acorde con el estilo de vida, podemos incluir formas de maquillarse y vestirse según la ocasión. Y una vez que los usuarios se hayan guiado por nuestra página, podrán subir sus experiencias mediante fotos, vídeos, comentarios u otros archivos similares. Por ejemplo: fotos de los platos o postres que hayan preparado gracias a las recetas de nuestra página, outfits y maquillajes que hayan realizado o lugares que hayan visitado. De esta forma, el usuario tendrá la información que nuestra app le ofrece contrastada con las opiniones de otros usuarios que, como él, han elegido guiarse por esta.
  • Aplicación que se llama “Vida útil” en la que mediante diferentes apartados accedemos a las diferentes secciones. En cada una encontramos consejos y opiniones de otros usuarios con los que podemos intercambiar impresiones.
  • Poner en esa app un apartado donde los usuarios que deseen suban fotos de cómo hacer peinados y como se maquillan y así aprenden e intercambian ideas y estilos nuevos y también podemos incluir como hacer la manicura y cómo poner uñas postizas, de gel y también extensiones para el pelo. Fotos, vídeos y tutoriales.
  • Contratar a famosos que nos expliquen consejos para tener mayor credibilidad e influencia, desde trucos de belleza, hasta que Karlos Arguiñano tenga una sección de cocina
  • Que también haya expertos como peluqueros y maquilladores profesionales y que se sortee al mes un vale para una sesión de peluquería y maquillaje gratis hecho por ellos y luego un book de 10 fotos que también será publicado en la app.
  • Para planes de pareja: una sección de descuentos especiales para distintos balnearios de spas y masajes.
  • Los maquilladores y peluqueros profesionales puede ser una app en sí mismos, ideal para mejorar sus negocios, ponerse en contacto con el target y ampliarlo. Puede llamarse Peinate con (y el nombre de un peluquero famoso).
  • También podríamos crear una app con simulación virtual, por ejemplo, que haya una cara y se la pueda ir maquillando, que se pueda cocinar virtualmente, que haya una olla y se le vayan echando los ingredientes para ver lo que va a salir en realidad.
  • Junto con los planes de pareja podemos poner las rutas gastronómicas de la ciudad, es decir, una serie de bares con las comidas típicas de Madrid.
  • En cuanto a deporte podemos conectar gente con los mismos gustos y juntarlas como hacen las web y apps de tinder, meetic, badoo y otras pero con el objetivo de conocerse para practicar juntos el mismo deporte: salir a correr, hacer yoga, apuntarse al gym…
  • También se podrían hacer quedadas  multitudinarias una vez al mes para correr por una causa.
  • Podemos incluir en los expertos a un deportista profesional para que dé charlas para evitar lesiones o tener una mejor condición física.
  • En lugar de recetas podemos poner dónde están los restaurantes de comida rápida más cercanos o aquellos que te traen la comida a casa (como el de “La nevera roja”).
  • Una app en la que puedas organizar con tus amigos grupos para quedar y poder jugar partidos de fútbol con otros grupos. Se podría introducir un número determinado de gente y que así el motor de búsqueda sugiera gente afín, precio de polideportivo, etc.
  • Una app “de tranquis/fiesta”, eliges ciudad y modo y aleatoriamente te sugiere restaurante, ruta para andar o correr o consejo al azar de maquillaje-moda y un algún garito.

Checklist de lectura crítica

1. ¿Cuál es el punto?

Al comenzar el proyecto, el enfoque no fue demasiado concreto. Quisimos engloblar tres aspectos distintos y de actualidad. Por ello el resultado han sido cinco perfiles diferenciados con necesidades distintas. Nuestro objetivo es tratar de unificarlos de forma original y efectiva.

Para ello nos basamos en los gustos que predominan en la actualidad en España, en las redes sociales más utilizadas, páginas más visitadas, en los soportes más utilizados, en lo que investigamos respecto a los intereses en una clase socieconómica media y más factores que nos llevaron a la idea para iniciar el proyecto.

Está centrado en los usuarios, en la manera que, cada uno tiene necesidades distintas por lo que hemos dicho anteriormente. El problema surge de que la información demandada por los perfiles no existe o es de díficil acceso por lo que consideramos que es una idea original y se corresponde con las necesidades de nuestros sujetos. Debido a la complicación que supone el hallar la solución a necesidades tan dispares. Nuestro objetivo con el proyecto es que la forma de solventarlo sea lo más original y útil posible para solventar ese déficit de información. Con ello haríamos nuestro proyecto más atractivo, más competitivo y de fácil acceso en relación al resto.

2. ¿Quién dice?

La definición del problema es válida, pero como hemos dicho anteriormente. Son muy dispares. Cada perfil supondría un proyecto distinto o un proyecto que trate de englobarlas todas. Esto supone una gran dificultad. Nosotros optaremos por una solución que trate de aglutinar las necesidades de todos los perfiles. Con el conocimiento de que el público opta por soluciones concretas a la hora de buscar en la red, creemos que si la solución es original y creativa, será un proyecto muy atractivo.

Creemos que está respaldada en los usuarios ya que tanto la definición del problema como las soluciones que buscaremos posteriormente están fundamentadas en los perfiles. Partimos de la base, utilizando la red, el soporte más empleado por los perfiles.A apartir de ello buscaremos coincidencias en las caracteristicas de los sujetos para que la solución se convierta en un proyecto común. Tras las entrevistas, tuvimos una fase de documentación, para cercieoranos de la existencia o no de solucuiones a los problemas de nuestros perfiles en la red. Esto nos ayuda a buscar una idea más original y distinta a lo que ya existe en relación

3. ¿Qué hay de nuevo en eso?

Creemos que la parte novedosa es que en la mayoria de webs o apps en realción al tema, dejan a diferentes targets de la población sin cubrir. Ya que la mayoría de la información se refiere a gente muy joven o la información es bastante dispersa o de poca fiabilidad. Para ello hemos tenido en cuenta el contexto de los usuarios, zona geográfica, edad, el ambiente en el  que se mueve la sociedad española del momento, qué clases de redes sociales se utilizan etc.

Sopesando las dificultades de seguir adelante con un proyecto tan poco específico, vamos a tratar de que la solución lo sea, de una forma divertida y atractiva, para en caso de que existan ya este tipo de informaciones, mejorar la calidad de estas y crear un producto mucho más competitivo y original.

4. ¿A quién le importa?

Creemos que en el contexto sociocultural de España en el momento propicia que la gente busque este tipo de informaciones. Creemos que el tema ha sido muy poco específico desde el principio. Y que ahora las necesidades son bastantes dispares. Pero pensamos en la posibilidad de que exista una solución común a la mayoría de las necesidades, una posibilidad de agutinar las más representativas y crear un proyecto estable y atractivo para los usuarios, sin que parezca demasiado diversificado. Vamos a intentar dar sensación de unidad informativa, que trasmita a los usuarios la concepción de algo más concreto de lo que ya conozcan. A la vez que nos adaptamos a los diferentes targets que representan nuestros perfiles.